Nacha Pop regresará a México en noviembre

El romance entre México y Nacha Pop se puede contar de muchísimas formas. Quizá sólo aquellos que lo vivieron en carne propia, allá por los años 80s, podrían describir su intensidad. Pero no. Quienes nacieron muchos años después, conocen sus canciones porque se quedaron a vivir entre nosotros por más de una generación. Aunque tuvieron mucho eco en Latinoamérica, lo cierto es que de la enorme cantidad de bandas que fueron parte de la Movida Madrileña, muy pocas lograron convertirse en leyendas… y Nacha Pop es una de las grandes.
La penúltima vez que visitaron nuestro país fue en 1988, cuando pusieron a reventar en dos ocasiones la Plaza de Toros. Para entonces llevaban a cuestas el trabajo de una década girando y componiendo canciones. Poco a poco, los que fueron sus grandes éxitos comenzaron a convertirse en clásicos: “La chica de ayer”, “Vístete”“Asustado estoy” y, por supuesto, la inmortal “Lucha de gigantes”. Pero su historia hizo un alto en aquel año. Casi veinte años después, Nacha Pop anunció su regreso y la preparación de un nuevo material discográfico.
Pero la tristeza se haría presente: en mayo de 2009, Antonio Vega falleció y la historia de Nacha Pop parecía estar llegando a su fin. Antes de morir, Antonio puso voz a temas como “Hazme el favor”, canciones que no merecían vivir en la obscuridad. Así fue como Nacha Pop decidió regresar en 2012, comenzar una gira de éxitos y, cinco años más tarde, obsequiar a sus fans con un disco completamente nuevo: Efecto Inmediato.

Dale Play: Urgentemente – Nacha Pop | 

Durante esos años, el reencuentro con el público mexicano era una promesa largamente acariciada. Al final, después de 31 años de espera, sucedió: México y Nacha Pop volvieron a estar juntos. El 21 de febrero de 2019, el Teatro Metropólitan fue el escenario de una noche especial: viejos recuerdos; nuevos regalos, como la canción “Sal y limón” inspirada en México; ausencias dolorosas y una doble partida de la “Lucha de gigantes” marcaron el esperado abrazo de reunión. Al día siguiente, el C3 Stage de Guadalajara los recibió con los brazos abiertos y cerraron su visita a México con su participación en el Roxy Fest.
Como si fuesen dos amantes separados por largo tiempo, ni a México ni a Nacha Pop les bastaron esos besos. Volverán a reunirse con más amor que nunca y muchísimas ganas de cantarle a los pasajes vividos, pero también comenzarán a escribir sobre una página en blanco. En esa página están los nombres de aquellos cuyos recuerdos infantiles incluyen sus canciones: las nuevas generaciones podrán disfrutar a una de esas bandas legendarias que reventaba Plazas cuando en México no se hacían conciertos; que siguió vendiendo discos a pesar de estar separados; que compuso el soundtrack de dos o tres generaciones de jóvenes… y contando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *